Vinaora Nivo Slider

Titter Facebook

 

 

CAMINANTE

YOLANDA CEPEDA TERMINA POR ENTERRAR LO QUEDA DEL PRI

 

-DICE QUE EN EL PARTIDO NO CABEN LOS POBRES; IVONNE ORTEGA LA PUSO EN SU LUGAR

 

Por: Toño Martínez

Descontón seco, directo y sin maquillaje, el que asestó Ivonne Ortega Pacheco, candidata a presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a los exabruptos de Yolanda Cepeda, secretaria general del partido en el estado, al criticar su ignorancia sobre la esencia del PRI, tras enterarse que donde quiera que se para, pregona que quien busque ser candidato a cualquier cargo de elección popular por el tricolor en el 2021 deberá ser rico, “tener mucho dinero”.

 

Repite en forma soez y altanera que el PRI no quiere pobres, sino gente con dinero, lo cual refleja la ignorancia de la ex alcaldesa de Aquismón sobre la esencia del partido, que aunque su filosofía es de centro-derecha y promotor del neoliberalismo, ha estado ligado a la gente humilde que por muchos años le dieron sustento, como los campesinos, los obreros y organizaciones del sector popular como taxistas, ambulantes, choferes, profesionistas.

 

La conducta y expresiones de Cepeda Echavarría solo reflejan complejos de origen, obsesionada por algún día tener dinero y ubicarse en una élite en la que con toda sinceridad, nunca encaja, aunque haya conseguido fortuna gracias a la generosidad de un padrino que ya no está, y al que también le falló.

 

Dice un dicho, “La mona aunque se vista de seda, mona se queda”.

 

Eso, en la secretaria general del PRI potosino, no hace más que alejar más la posibilidad de reagrupar a los 15 mil electores con derecho a votar que tiene en el estado.

 

Ya se le olvidó a Yolanda Cepeda que cuando Juan José Ortiz Azuara siendo presidente municipal de Valles la sacó de Aquismón, su tierra natal, y la hizo directora de Comunicación Social, andaba con una mano atrás y otra adelante.

 

Eso no tendría nada de penoso en una persona con ganas honestas de superación.

 

Pero, ya instalada, se dedicó a sacar fiado hasta los chones, y cada quincena eran largas las filas de cobradores de lociones, pantalones, blusas, zapatos, bolsos, alhajas y cuanta chuchería se le atravesaba que sacaba a crédito.

 

Tampoco recuerda que apenas se llegaba el día se pagos, pedía a sus ayudantes que dijeran a los cobradores que estaba fuera de la ciudad o andaba en comisión y que se tardaría días en regresar.

 

O como se escondía entre la oficina de Secretaría General, privado del alcalde, salón de cabildos y otras dependencias para que no la vieran los acreedores.

 

Intenta echarle tierra a las tranzas que hizo siendo presidenta municipal de Aquismón, cargo que alcanzó no por sus méritos ni capacidad sino también por el padrino, por las cuales arrastra demandas penales no resueltas.

 

Estas son por enriquecimiento ilícito, obras infladas en costos, desviación de recursos, programas empezados y no terminados, trabajos de mala calidad.

 

Con esas actitudes, ni cómo ayudar al PRI pues una política artificial como Yolanda Cepeda lo carcome por dentro y por su enfermiza obsesión de potentada “elitista” le corre a quienes si sienten al PRI en su corazón y en la piel.

 

Otra cosa, es que pregone entre a sus allegados que aunque no tiene chamba especifica en el Gobierno del Estado, le pasan su lanita o sea, que es “aviadora”. Ándale.

 

El PRI cayó en la postración por personas así entre otras cosas, sin tacto, cero humildad, ignorancia y egocentrismo enfermizo.

 

Lástima porque ahora que más necesita de la cercanía con la gente, alguien de la propia dirigencia salga con poses y frases ofensivas.

 

Ivonne, una mujer de verdadera hechura política, inteligente, pragmática lo detecto y la puso en su lugar, cosa que también debiera hacer Elías Pesina Rodríguez, presidente estatal y sus padrinos de más arriba.

 

Ubicación de Oficinas Fan Page RedSL.MX Agencia Creativa