Vinaora Nivo Slider

Titter Facebook

 

 

CAFÉ CON GRILLA

PENDIENTE DE CARRERAS LÓPEZ

 

Por Tlapixi

El Gobierno de Juan Manuel Carreras López ha recogido mayor respeto y opiniones favorables que críticas negativas entre los potosinos, principalmente en dos polos, el empresarial y el laboral, pero ambos y hasta los que están fuera, coinciden que en que debe trabajar más en someter la inseguridad, y una equidad mayor en la distribución presupuestaria para cada región del estado.

 

Esa fortaleza económica que ha logrado con el crecimiento industrial de la capital, Villa de Reyes y Soledad de Graciano Sánchez, aún no termina por distribuir suficientes oportunidades al interior de San Luis Potosí.

 

Eso sí, es de llamar la atención entre la gama de rubros del componente pobreza, una de las llagas de todo Gobierno, que Carreras López buenos aciertos junto con su esposa Lorena Valle, como incorporar a unos 220 mil potosinos en pobreza alimentaria a un nuevo destino, y 82 mil arrancarlos en forma permanente de ese nivel.

 

A Carreras López le quedan pocos meses; por eso recorre cada región con frecuencia queriendo llegar hasta donde le sea posible en abatimiento de rezagos, y de paso, le da al Partido Revolucionario Institucional su oxigenada porque es de extracción priista.

 

BUSCA PT TABLA DE SALVACION

 

Desde la publicación de su convocatoria para renovar la dirigencia estatal, en Febrero, el Partido del Trabajo intenta meterse de lleno al proceso de mantenerse con vida, después de la friega que le acomodó la fosilización de José Belmares Herrera al frente del partido, y el acaparamiento de diputaciones terminó provocando éxodos masivos de militantes.

 

Patricia Álvarez Escobedo, comisionada por el PT nacional para San Luis Potosí recibió el paquete de reactivar al partido, acercarle militantes y reorganizar su estructura, pero le está resultando cuesta arriba.

 

El del Trabajo tuvo momentos de gloria en el estado, como cuando apadrinó a Eligio Quintanilla González y lo hizo presidente municipal de Ciudad Valles; le dio la oportunidad a Francisco Gómez Gómez de llevar su bandera también para la presidencia y, aunque no lo logró al menos le aportó más de 4000 votos efectivos.

 

En la capital del estado, el Partido del Trabajo ganó algunas posiciones en el Congreso, pero de refilón, pero años de desentendimiento por parte de Belmares Herrera lo hundieron.

 

La luz encendida, es que vuelva a ir en alianza o coalición con otras fuerzas políticas para los comicios del 2021, porque solo no va a poder.

 

CANDIDO OCHOA Y DAVID MEDINA

 

Cara a cara, se da casi como un hecho, que la disputa fuerte por la presidencia municipal de Ciudad Valles en el 2021, se dará entre el diputado local Cándido Ochoa Rojas, y el empresario David Armando Medina Salazar, el primero por el Verde Ecologista y el segundo tentativamente por Acción Nacional.

 

Aunque Medina Salazar ha coqueteado con los verdes, tiene enfrente a Ochoa Rojas que es militante y además le daría como se dice veinte y las malas por la impericia del primero.

 

Fuera de eso, el PRI, la otra fuerza política vivita no ha dado color ni para temas de café, mientras que Morena ni estructura firme tiene y, aunque su padrón de militantes registra más de 3 mil, no se ve por donde pudieran sus tribus unirse para pensar en quien podría salvarlos, pues Edson Quintanar no deja de ser desconocido por los grandes grupos de electores.

 

RICARO CARMONA PERO EL POLLO

 

Entre las caras nuevas –no de edad claro- que se vislumbran en el panorama de Ciudad Valles para el relevo de la diputación por el XII Distrito, salió al claro Ricardo Octavio Carmona Cruz, un controvertido profesor de primaria que lo mismo promueve la música y danza regional como el huapango, que perifonea, realiza labores sociales de gestoría y hace ruido.

 

No sabe porque partido ni le apura tanto desde que los independientes son posibles, y eso sí, de que es de debate ni quien lo dude y veremos.

 

DESBORDA LA MISOGINIA DE ESPER

 

Ahora resulta, que la misoginia del presidente municipal de Ciudad Valles Adrián Esper Cárdenas, ese del chistorete que quiere ser Gobernador, de San Luis Potosí, está rebasando las mínimas dosis de decencia y respeto que como primera autoridad de ese municipio debiera tener, e insulta y desprecia a las féminas en términos que rayan en un desorden mental.

 

El “señor” tiene derecho como humano a hacer de su vida un papalote y de sus preferencias de género lo que guste, pero no por eso tiene porque aborrecer a nadie, menos a la mujer que está conquistando a pasos agigantados el derecho a la igualdad –que no al libertinaje- que siempre debió tener en la sociedad.

 

Primero fueron las mujeres del PRI quienes recibieron la andanada de epítetos de Esper Cárdenas porque se atrevieron a criticar el esperpento de la festividad de Xantolo que tuvo Valles el año pasado, no por culpa de su organizadora Patricia Lobatón, sino por el desprecio del alcalde a esa tradición cultural que lo llevó a limitar recursos y apoyos para la celebración; la agresión constante a reporteras cuando lo entrevistan y ahora, insultar catalogando de “mona” a la Secretaria de Salud Mónica Liliana Rangel Martínez solo porque dijo que en Valles había personas sospechosas de estar infectadas de “Coronavirus”.

 

El alcalde de allá debe entender que el virus no distingue, que va a llegar o ya está en Valles le guste o no, y que hasta a la gente podrida en dinero como él lo puede contraer.

 

Pero más que eso, Esper Cárdenas tiene que saber que no puede borrar del mapa a las mujeres como parece reflejar que quisiera, por sus expresiones de odio.