Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Titter Facebook

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018"

 

LOS PUNTOS DE LA MARIQUITA 

LA BROMA Y EL ACOSO

 

Por: Alfonso Macías

Los mexicanos somos famosos por encontrar el doble sentido de todo.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018"

 

Y no es que lo busquemos: aparece y lo hacemos notar, a veces en broma, otras en serio y algunas  por joder y las menos, pero las peores, jodiendo sin darnos cuenta.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

 

El sábado 1º de diciembre pasado, durante la toma de protesta del nuevo presidente de México, algo salió terriblemente de control. Nada tuvo que ver con la logística o el protocolo del evento, en ese sentido, todo sucedió cual lo planeado, pero atrás del nuevo presidente, la imagen de un joven y bien parecido Cadete del H. Colegio Militatr, comenzó a hacer furor y a llenar las redes sociales con capturas de pantalla y memes en lo que creíamos que sería una broma inocente.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

 

Minutos más tarde, la situación estaba fuera de control: alguien (en plural o singular), se dio a la tarea de buscar, encontrar y publicar las redes sociales del soldado, y comenzaron a lloverle solicitudes de amistad en Facebook y seguidores en Instagram. No hablamos de cientos: ¡miles!

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018"

 

Las imágenes que circularon, pasaron se ser capturas de pantalla del evento, a fotografías personales y privadas que exhibían su vida personal, sus amistades, algunos eventos a los que asistió y otras muchas cuestiones muy íntimas de su vida, hasta el momento, privada.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

 

Una “clásica broma del mexicano”, que dejó de ser inocente. Mientras esto pasaba, tanto el soldado en cuestión, como los otros dos cadetes que flanqueaban el cambio de poderes, de los que también circularon toda clase de datos. Ninguno de ellos tuvo derecho a réplica ni pudieron moverse de sus lugares. Seguramente e llevaron una sorpresa (no puedo decir si agradable o no), al enterarse del suceso.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

 

No tengo idea de qué consecuencias pueda tener para el cadete tal suceso: la milicia es extremadamente celosa de la imagen pública y los actos de sus miembros; el incidente podría devenir en arresto o expulsión, y ciertamente él, no tuvo participación alguna: cumplía con una tarea muy honrosa que le fue encomendada. Punto.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

 

Una “broma” como esta, sólo puede tener un nombre: acoso.

 

"IMAGEN QUE CIRCULÓ EN REDES SOCIALES DURANTE LA TOMA DE PROTESTA PRESIDENCIAL, 2018" 

¿Qué derecho tenemos todas las personas de exhibir de esta manera y violar la privacidad de cualquier persona?

 

¿Nos damos cuenta, al participar en ello, del terrible daño que podemos estar haciendo?

 

Parece que no. Las redes sociales, como he mencionado varias veces antes, parecen estar cumpliendo la función contraria a lo que deberían hacer: comunicar, y los linchamientos mediáticos son cada vez más frecuentes, porque la tendencia de las personas es a creer todo lo que ahí se dice y por ello, inventar (o fastidiar) la vida de alguien, es sumamente sencillo.

 

Se ha dicho, tal vez no de manera suficiente, que debemos corroborar la información antes de difundirla, pero aún entre grupos de intelectuales, de académicos y “expertos”, la emoción suele ser más fuerte que la razón, y se difunden y comparten cualquier cantidad de burradas y sentencias que mal informan a la población (y obviamente, mientras más grande el el reconocimiento que tiene una persona, mayor será la confianza de los demás en que la fuente es confiable.

 

En un país con índices de criminalidad como los que tenemos en el nuestro, nuestra seguridad cuelga de un hilo, no sólo delgado, sino frágil, especialmente gracias a las redes sociales: lo que dice alguien aquí, se difunde por allá, y de pronto quedamos expuestos a consecuencias insospechadas, alguien ajeno tiene todos nuestros datos y si hay algo valioso en estos tiempos, es información; hemos llegado al extremo de necesitar una ley de datos personales en posesión de particulares que nos proteja, desde empresas que nos estén llamando para vendernos cuantamadre, hasta extorsionadores que puedan usar esa información para sacarlos una lanita.

 

Pero regresemos al acoso: se vuelve importante cuidar nuestros datos, pero también ayudar a proteger a los demás.

 

La vida privada de las personas, debe ser exactamente eso: privada. Dejemos que cada quién decida qué y con quién la comparte, y deberíamos defender ese derecho contra cualquier cosa, y una gran disculpa para estos cadetes y otras muchas personas, a las que hemos acosado aún sin tener la intención de ello.

 

Alfonso Macías

 

LUDOTECARIO/ACTIVISTA/LOCUTOR Conductor de “LA HILACHA VOLADORA” en Radio Universidad de San Luis Potosí.

 

Activista en favor de los derechos LGBT.

 

Letrado en Educación Sexual y Derechos Humanos y Género. Fundador de la A.C. “Apoyo Mutuo entre Familias Diversas”, dedicada al estudio y el trabajo de temas relacionados a las poblaciones de la diversidad sexual y colaborador de Archivos y Memorias Diversas en la organización del Seminario Histórico LGBTTTI Mexicano, El Taller de los Martes y el Jotitour.

 

Recientemente fue reconocido como parte del grupo Guerrilla Gay.

 

Para cualquier duda, propuesta o aclaración, con gusto te responderé si me escribes a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o sígueme en mi página de Facebook: www.facebook.com/alfonsoludico