Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Titter Facebook

CAMINANTE

FISCAL GARZA HERRERA, LA HUASTECA TAMBIÉN ES SLP

 

No se aprecia por ningún lado disminución del delito; el abigeato aumento en lugar de disminuir, desde su nombramiento

 

Por: Toño Martínez

Con la llegada de Federico Garza Herrera como Fiscal General del Estado desde el 27 de Octubre del 2017, las esperanzas que guardaron sectores duramente castigados por la delincuencia en cuanto a obtener un alivio en la protección de su patrimonio se disipa tan rápido como la niebla al salir el sol.

 

Tal parece que también al fiscal Federico Garza Herrera trae impreso el mismo gen centralista de muchos gobiernos, cuya visión y acciones son canalizada als centro de la entidad y el resto, apenas si son dignos de migajas.

 

Concreto: La Huasteca Potosina compuesta por 20 municipios que aglutinan a unas 750 mil personas, donde las actividades productivas primarias alimentarias han sido fundamentales para superar la ausencia de presupuestos estatales para inyectar economía a los pueblos, parece no estar en sus planes de seguridad y justicia.

 

Vamos a referirnos a un sector en particular, el ganadero que, aunque mermado en producción desde que el reparto agrario exterminó a ranchos de gran prestigio en calidad genética de ovinos y volumen de animales, tanto que fueron proveedores de sementales para estados como

 

Sinaloa, Chihuahua, Sonora, Jalisco o el mismo Estado de México, ahora lucha para recuperar ese estatus, como lo dice avanzados programas en reproducción, infraestructura de apoyo nutricional, y más recientemente el cambio de nivel sanitario, es asediado por una creciente delincuencia.

 

Ahí es donde entra la Fiscalía del Estado, pues el   robo de ganado, ha aumentado exponencialmente, junto con el de infraestructura pecuaria como bombas, tractores, papalotes para extracción de agua, cañones para riego, empacadoras de forraje, ocasionando pérdidas millonarias al sector.

 

Ninguna de las acciones implementadas por la Procuraduría, la Fiscalía ahora, las direcciones de las Policías Estatal y Ministerial para desalentar el abigeato han funcionado antes por el contrario, se ha probado plenamente el contubernio de policías con abigeos.

 

La audacia de los ladrones de ganado se ha extendido a prácticamente toda la región, incluso aquellos que estaban un tanto a salvo como Tamazunchale en la Huasteca Sur, que ahora registra elevado número de atracos.

 

Don Federico Garza, el tema es escabroso, cae en el ámbito de la corrupción galopante en seguridad, la indolencia policiaca y complicidades, y arraiga vicios como el de “pedir para la gasolina” al productor que denuncie casos de abigeato “si quieren que se investigue”, y así vamos para atrás.

 

Estamos hablando de un negocio ilícito de millones de pesos cada año, que deben hacerlo entender que el asunto de la seguridad no solo es la capital del Estado y zona conurbada –por cierto con poco avance en su combate-, sino también la Huasteca y el resto de regiones del estado.

 

La fórmula no es compleja; Vigilancia honesta y real, e investigación profesional para dar resultados. ¿Estamos?