Vinaora Nivo Slider

Titter Facebook

 

 EL NIDO DE LA IGUANA PERTURBADA

¡NECESITAMOS A MAURICIO CLARK!

 

Por José Arturo González Guerrero

Las personas que apuntalan su homofobia en la religión católica o cristiana, necesitan que Mauricio Clark les diga lo que quieren escuchar: Que el odio a lo diferentes es legítimo y está avalado por la autoridad de un ser supremo (e imaginario).

 

¿Y qué mejor tribuno que un homosexual que se odia a sí mismo?, ¿Quién mejor que Mauricio Clark que padeció esas dos “enfermedades” (la drogadicción y la homosexualidad) para propagar el mensaje de esperanza?

 

Es muy útil Mauricio Clark para advertir a la población de los horrores de la 4aT, de la amenaza del comunismo y del régimen dictatorial de un López Obrador qué, a través de la “ideología de género” va a arrebatar la educación de los hijos a sus padres, los va a homosexualizar, los va a hacer que cambien de sexo, ¡Los va a trasvestir! Los niños usarán falda y las niñas pantalones; y además… Va a promover el aborto.

 

En este punto, cristianos y católicos coinciden, los cristianos con figuras mediáticas como Clark, y los católicos con un movimiento más organizado y articulado: “La Ola Celeste”, pero es el mismo discurso.

 

Y lo más importante, Mauricio Clark ha venido, desde el infierno de la homosexualidad y la drogadicción a dar una luz de esperanza a los padres y madres que anhelan que sus hijos homosexuales, lesbianas y transexuales y/o drogadictos, se compongan, se arreglen, se curen, Mauricio Clark dice: “No te confundas… Vive, todo es posible, si hay respuestas” (título de su conferencia), y desde luego él es el mejor ejemplo, hoy la homosexualidad es parte de su pasado, hoy convertido en heterosexual espera encontrar a la mujer ideal y sueña con casarse y formar una familia… En sobriedad por supuesto, libre ya de la tiranía de la cocaína, el alcohol y otras drogas.

 

Pero además Mauricio Clark es muy importante para la población LGBT, y en particular para los activistas elegebeteros, Mauricio viene a decirnos recio y quedito y con todas su letras que falta mucho por hacer en contra de la homofobia y de la homofobia internalizada; que informar a la población debe ser un esfuerzo sostenido y continuado en la lucha por hacer valer nuestros derechos.

 

Es necesario informar a la población en general de que no es válido cometer crímenes de odio, así sea en nombre de Dios, y que las terapias de conversión (como las que promueve Mauricio Clark) también son un crimen de odio.

 

Este año conmemoramos el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall en Nueva York, y cuarenta y uno de la lucha civil organizada en favor de los derechos de la población homosexual; muchos se ha logrado desde entonces, sin embargo en Brunéi, Irán, Arabia Saudita, Yemen, Sudán, Mauritania y partes de Nigeria y Somalia, se persigue y se castiga con pena de muerte a los homosexuales.

 

En México la Constitución garantiza la libre expresión de la personalidad y se castiga la discriminación; pero los crímenes de odio, en México también se persiguen y se castiga con pena de muerte a los homosexuales, solo que no es el Estado quien los mata, los asesinos son ciudadanos desinformados y fanatizados.

 

Y concretamente en San Luis Potosí la situación no ha cambiado mucho desde que Vicente, “Doña Diabla”, Betancourt abrió el “Sheik” y se empezó a hablar de la “comunidad homosexual”; hoy sabemos que no existe, nunca existió, la población homosexual potosina no tiene cohesión, no tiene líderes, no está politizada ni representa un capital político, sigue fragmentada en tribus y pandillas, sigue discriminándose entre sí por las mismas razones que la población homofoba discrimina a los gays, por estereotipos, por “obvias”, “vaquerobias”, “musculocas”, “osas”, “inventadas”, “doblablusas”, “barrepelos”, “pobresdiablas”, “indias”, “nacas”, “prietas”, y una larga lista de etiquetas peyorativas.

 

Así, Mauricio Clark es un imprescindible, hoy más que nunca cuando se hace público un audio en el que lo escuchamos delirar en su estrepitosa recaída en las drogas.

 

Escuchar este audio es muy doloroso, pero es un documento que nos permite comprender que la recuperación de un adicto no se logra a través del pensamiento mágico, que para mantenerse sobrio se requieren muchas y diferentes muletas: acompañamiento y soporte para dar contención, y terapia individual y de agrupo, entre otras.

 

En este audio podemos escuchar a un hombre roto, autodestruido, que habrá de recuperarse nuevamente y que deberá aceptar que siempre será un drogadicto en recuperación y pues sí, la de Mauricio Clark es una “vida ejemplar”, si usted es drogadicto o tiene un familiar drogadicto tómelo como ejemplo ¿Así se quiere ver usted o así quiere ver a su familiar? ¿Cómo presa cautiva de un delirio religioso?

 

Existen centros de desintoxicación profesionales con aval científico, métodos y técnicas que no son torturas ni propuestas mágicas; si usted tiene necesidad de ayuda profesional busque información.

 

En cuanto a que Mauricio Clark dejó de ser homosexual por la gracia e infinito poder de Jesucristo y es un renacido en el amor a Dios desde que se fue a bautizar al río Jordán… Bueno, tenga paciencia, muy pronto se publicarán fotografías, audios y videos de Mauricio en situaciones sexuales explicitas con otros hombres, téngalo por seguro, y entonces volveremos a comentar el asunto.

 

Ubicación de Oficinas Fan Page RedSL.MX Agencia Creativa