Vinaora Nivo Slider

Titter Facebook

 

 

HASTA 80 MIL SUMAN YA LAS RESES MUERTAS EN LA REGIÓN

 

-EL 50% DEL HATO EN TAMUIN SE PERDIÓ Y LA DESESPERACIÓN CUNDE; SEQUÍA DURA YA NUEVE MESES

 

Por Toño Martínez

14:15h

Ciudad Valles.-Alrededor de 80 mil suman ya las reses muertas en Tamuin, Ébano, San Vicente y el Norte de Valles, derivado de 9 meses sin llover, fenómeno que adquiere ya dimensiones de cataclismo de acuerdo con estimaciones de organizaciones ganaderas.

 

Solamente Tamuin, el municipio con la más alta producción de ganado en el estado de San Luis Potosí, está perdido el 50% del hato, es decir unas 65 mil reses, afirmó el ingeniero Oscar Omar Limas Rivera, uno de los coordinadores del grupo Ganaderos del Sector Social y Pequeños Productores, de ese municipio.

 

Limas Rivera, quien junto con Sabas Guerrero de la Vega se reunieron en la Cámara de Diputados con el presidente y el secretario de la Comisión de Ganadería, diputados Eduardo Ron y Ricardo del Sol Estrada respectivamente, así como representantes de la Confederación Nacional Ganadera, manifestó que lo único que lograron fue que se otorgaran 200 pesos más por animal a productores de Ébano y Tamuin para la compra de alimentos, lo cual es una burla.

 

El dinero del programa alimentario del ganado de la CNG, está constituido con las cuotas que pagamos a las asociaciones y a la misma confederación vía las Uniones Regionales, pero lo manejan a su antojo y no ayuda para enfrentar desastres como el que ahora tenemos en los municipios de la Huasteca expresó Limas Rivera.

 

Otro problema es el agotamiento de pacas de forraje, ya que hay quienes especulan con las que producen otros estados, y las venden hasta en 140 pesos cuando su precio ordinario sería de 40.

 

Pero además no hay dinero para comprarlas.

 

Refirió que desesperados por ver como se sigue muriendo el ganado, muchos productores están malbaratando o fiando reses a carniceros, pero son pocos los que las reciben porque es ganado flaco.

 

Nos están recomendando el uso de “pollinaza” para alimentar al ganado, pero yo no lo recomiendo porque se trata de heces de aves, lleno de parásitos que pueden provocar graves enfermedades en las reses citó Limas Rivera.

 

Para el ingeniero Manuel Valdez Galicia, presidente de la Unión Ganadera Regional de la Huasteca Potosina la situación es extremadamente crítica, “como nunca”, porque familias enteras perdieron su patrimonio en ganado y quedaron en la miseria; cientos de productores del sector social y propietarios están endeudados con instituciones como Financiera Rural y no tienen capacidad de pago durante los próximos años por agotarse su capital de trabajo.

 

Para que el sector pueda recuperarse, dijo Valdez Galicia, el Gobierno deberá implementar programas específicos de respaldo para el repoblamiento de hatos, modificarse la cultura pecuaria para que los productores con apoyo oficial destinen superficies en sus potreros para la siembra de plantas forrajeras, ampliar pero sobre todo profundizar bordos de abrevadero y crear reservas de agua.

 

Buscar alternativas de alimentación y evitar la sobre carga de potreros es otra medida que tendremos que adoptar como obligación; recurrir a la ingeniería genética para producir ganado más resistente al clima, ampliar nuestras propias plantas de alimento y minerales entre otras acciones.

 

En materia de financiamiento “vamos a necesitar un plan de créditos pagaderos por lo menos a cuatro años más uno de gracia, con tasas de interés sumamente blandas porque de otra manera no podremos salir del agujero negro”, indicó.

 

Otro fenómeno social que está generando el desastre ganadero, es un desempleo atroz de jornaleros y son muchos los que están tratando de pasar a los Estados Unidos en busca de empleo, o en otras entidades.

 

Repito lo que he dicho en otras ocasiones, en cuanto a que la ayuda directa que hemos tenido en este trance es del Gobierno del Estado con vales para la compra de alimento, sales minerales, pacas y melaza, pero por desgracia no es suficiente expresó Manuel Valdez.

 

Criticó que del recurso proveniente de la declaratoria como Zona de Desastre Natural no está resultando de gran ayuda.

 

Lo único que nos queda, dijo Manuel Valdez, es la esperanza de que este mes pueda llover para por lo menos recargar bordos, presas y norias, así como recuperar potreros, pero si se tardan las precipitaciones de poco servirá para los municipios más afectados, porque ya no habrá ganado.

 

edito

Ubicación de Oficinas Fan Page RedSL.MX Agencia Creativa