Banner Ensue municipio
Banner Agencia
Banner Puff
previous arrow
next arrow
  • El nuevo Bando de Policía destaca la implementación del procedimiento de mediación comunitaria, lo que permite resolver problemas de convivencia cotidiana
  • Además estipula medidas de apremio, donde las personas juzgadoras podrán imponer sanciones como multa, arresto y trabajo a favor de la comunidad

Este viernes 15 de septiembre entra en vigor el nuevo Bando de Policía y Gobierno del municipio de San Luis Potosí, tras su publicación en el Periódico Oficial del Estado, dando paso a la aplicación de un modelo de justicia municipal innovador, que está alineado al Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica y a las mejores prácticas internacionales.

Con este nuevo Bando de Policía y Gobierno, el Ayuntamiento de la Capital responde al contexto actual, al armonizar las conductas tipificadas como infracciones del Bando de Policía y Gobierno, con leyes nacionales, federales y estatales, así como con reglamentos municipales y con el catálogo estadístico de infracciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

 

Además, destaca la implementación del procedimiento de mediación comunitaria, lo que permite resolver problemas de convivencia cotidiana y coloca a la vanguardia al municipio de San Luis Potosí en relación con otros municipios del país que comienzan a aplicar este tipo de procedimiento.

 

 

Entre las innovaciones, el Bando 2023 se establecen diversos protocolos de actuación, entre los que destaca el Protocolo de actuación para personas probables infractoras en condición de vulnerabilidad. Además estipula medidas de apremio, donde las personas juzgadoras podrán imponer sanciones como multa, arresto y trabajo a favor de la comunidad, siendo esta última inconmutable.

 

 

Con este nuevo Bando de Policía y Gobierno, se pondera la dignidad e integridad de las personas, que serán atendidas por servidores públicos profesionales y especializados en audiencias públicas en las que se permitirá a la persona probable infractora hablar y formular manifestaciones y conocer, de parte de la persona juzgadora, la decisión de manera clara, refiriendo a los hechos, pruebas y la descripción de la infracción.