Banner Obras de calidad 10 a 30 de mayo
Banner Ensue municipio
Banner Agencia
Flash Builder
Banner Puff
previous arrow
next arrow

A 3 años del inicio de la Cuarta Transformación, el mexicano pensante toma conciencia de esto:

¿Creció la economía del país?… NO.

Tuvimos 5 trimestres consecutivos a la baja hasta llegar a cifras negativas  (desde antes de la pandemia)

¿Se terminó con la corrupción y el influyentismo?… NO.

En la página de COMPRANET se puede ver que el 82% de los contratos de obra se adjudicaron en forma directa y sin licitación. Con Peña Nieto el nivel fue de 70%

¿Se vendió el avión, bajaron la gasolina y la Luz?… NO.

Todo fue una propuesta populista.

¿Disminuyó el desempleo?… NO.

El CONEVAL ha informado que hay 15 millones de desempleados que no perciben  ningún ingreso. Desde antes de la pandemia el IMSS reportó la más baja creación de empleos en décadas.

¿Disminuyó la desigualdad?… NO.

Los muy ricos son más ricos, la clase media sufriendo y los jodidos siguen igual de jodidos a pesar de los programas clientelares

¿Hay menos pobres?… NO.

El INEGI informa que al final del 2021 ya se registran 10 millones más de pobres y hay 5 millones más de mexicanos en pobreza extrema

¿Disminuyó la violencia?… NO.

En solo 3 años la 4T lleva a cuestas más de 90,000 desaparecidos y 110,000 muertos, con F. Calderón hubo 83,000 en todo el sexenio.

¿Aumentó el nivel educativo?… NO.

Se eliminaron los exámenes de oposición a los maestros y el control de las plazas magisteriales se le entregó a los sindicatos

¿Avanzamos en Ciencia y Tecnología?… NO.

El nivel ahora está peor que nunca, dejaron fuera a académicos reconocidos y reclutaron a improvisados

¿Pusimos en su lugar a Trump?… NO.

Se hizo todo lo contrario, el presidente fue a USA a brindarle su apoyo durante la campaña y a reconocerle “su buen trato a los mexicanos”. Y con Biden no se reconoció su triunfo inmediatamente como si se hizo con Alberto Fernández de Argentina, Luis Arce de Bolivia y Gabriel Bóric de Chile.

¿Exportamos más petróleo?… NO.

A pesar de las inversiones millonarias, Pemex llegó a su nivel de producción más bajo en 40 años. También exportamos menos y PEMEX reporta pérdidas por 1.3  Billones de pesos.

¿Aumentó la inversión extranjera?… NO

Desde el 2020 hemos quedado fuera del selecto grupo de los 25 países más atractivos para inversión extranjera

¿Avanzamos como destino turístico… NO

Pasamos del lugar 8 que se tenía en 2018 al 11

¿Disminuyó la deuda externa?… NO

Por el contrario, la han aumentado vía emisión de Bonos de deuda

¿Mejoró la imagen de México en el extranjero?… NO.

Los caprichos y ocurrencias del presidente han provocado hilaridad a nivel internacional. La carta al Papa, la reclamación al Rey de España por la conquista, el “detente” contra el Coronavirus, etc.

¿Mejoró el Sector Salud y se terminó el desabasto de medicinas?… NO

El desabasto de medicamentos es generalizado y las protestas son el pan de cada día.

En el asunto de la pandemia tenemos varios récords… El nivel más alto en letalidad, el país que menos pruebas aplica, un alto índice de contagiados y fallecidos, y además, el presidente ha “domado” el coronavirus 7 veces y López-Gatell a “aplanado la curva” en 5 ocasiones y su “escenario catastrófico” de 60,000 muertes hay que multiplicarlo por 5.

Desaparecieron las Guarderías, el Seguro Popular, los Fideicomisos y se agotaron “Los guardaditos”.

Desaparece la división de poderes, ahora se controla a los senadores, los diputados, la SCJN y el INE se mantiene sitiado.

Los organismos como la CRE, el CENACE y la COFETEL que antes eran contrapeso son  nulificados

La prensa crítica y los empresarios son considerados corruptos y se inventan adversarios.

Se divide al país en Chairos y Fifís, en Conservadores y Liberales y se nulifica o se descalifica a los organismos autónomos nacionales y extranjeros.

AMLO y sus aplaudidores dirán…. “Nos dejaron un país en ruinas”, pero…. Después de 5 meses de transición y 3 años de gobierno como que ya es tiempo de que se hagan responsables y dejen de repartir culpas a gobiernos anteriores.

Además no los elegimos para escuchar excusas y pretextos, los elegimos para dar soluciones y corregir el rumbo.

No estábamos bien, pero… Ahora estamos peor.