Banner Agencia
Banner Puff
previous arrow
next arrow

 

  • Interapas exhorta a cambiar de hábitos en rutinas del hogar.
  • Limpiar sobrantes de comida con toallas de papel, contribuye a ahorrar agua.

Lavar los trastes y utensilios de cocina representa una pérdida de hasta 8 litros por minuto, es decir que en una rutina de cinco minutos se estarían perdiendo por lo menos 40 litros de agua vitales en esta emergencia hídrica que registra todo el país.

Según datos del Grupo Universitario del Agua (GUA) de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) dentro del uso doméstico del agua, lavar los trastes es la segunda causa de desperdicio del vital líquido después del uso de la lavadora.

Por ello, el Organismo Operador de Agua Potable invita a la población seguir una serie de recomendaciones al momento de lavar los enseres de la cocina.
Lo primero que se debe hacer es quitar los restos de comida de los trastes con las servilletas que ya se usaron (así también estaremos dándoles un segundo uso en algunos casos a las que encuentran intactas), esto evitará que usemos agua en el prelavado.

Después se puede usar un recipiente con agua jabonosa para introducir una esponja y fregar los trastes, para posteriormente enjuagarlos todos juntos en un balde con agua; si esa agua no contiene grasa puede servir para regar plantas.

Si se enjuaga bajo el chorro del agua, no es necesario abrir toda la llave del grifo ya que el jabón para trastes es biodegradable y sumamente fácil de eliminar con muy poca agua.
En estos tiempos de emergencia hídrica es de vital importancia tomar conciencia y ser responsables del buen uso y ahorro con cada gota de agua que llega al hogar.